jueves, 13 de marzo de 2014

Charla en el instituto

Ayer, 12 de marzo, se dió en mi instituto, Severo Ochoa, una charla sobre el día de la mujer trabajadora. En la charla se encontraban 2 chicas y 4 chicos. Las chicas trabajaban, una de bombero y otra era entrenadora de boxeo. Estuvieron explicando que esos trabajos siempre se han visto más de hombres que de mujeres, pero que ante todo ellas siempre se han llevado bien con sus compañeros de trabajo aunque sean hombres

La mujer que era bombera fue la única mujer que consiguió el puesto de bombera el día que se presentó, y se sintio afortunada, ya que ese trabajo implica mucho esfuerzo físico y motivación. Explicó que para una mujer conseguir ese trabajo puede ser más complicado que para un hombre, porque un hombre siempre suele tener más fuerza y cuerpo, por lo que le resulta más fácil que a la mujer pasar las pruebas físicas. También dijo que ella, aunque sea mujer, está lo suficientemente capacitada para cualquier actividad que tenga que realizar en su trabajo, la misma que realiza un compañero suyo la puede realizar ella.

La otra mujer, era entrenadora de boxeo. Explicó que ella no pelea, sino que enseña a pelear, y que de la pelea si se encarga un chico. Ella trabaja en un gimnasio y enseña cardiobox, pilates y alguna que otra actividad, y que se le han dado ocasiones en las que le han dicho: " bah, ¿tú sabes boxeo? ", y que ella se ha puesto a hacer su trabajo y ha habido hombres que no han aguantado el pilates. 

Lo que quieren decir estas dos mujeres es que las apariencias engañan y que las mujeres pueden estar igual de capacitadas que los hombres para realizar trabajos.
Los otros 4 hombres, por el contrario, se han dedicado a como lo que se conoce como, trabajo de chicas.

Uno era cocinero, y llevaba 40 años trabajando como tal, y al principio, siempre sus compañeras y jefa, han sido chicas, y eso a él no le conllevo ningún problema.

Otro era bailarín, y aunque eso siempre se ha visto más como un trabajo, o activdad, para chicas, a él le gusta y no se averguenza de trabajar o realizar actividades que tengan que ver con el baile.

Otro era profesor, y estuvo explicando que sus padres siempre le decían que las matemáticas y las ciencias eran para los hombres, pero a él le dió igual y decidió ser profesor, porque le gustaba eso y no le importaba la opinión de nadie.
Y por último, uno de ellos, estaba estudiando Atención Sociosanitaria. Estuvo explicando que en su trabajo solamente son 3 chicos y las demás chicas, pero que eso a él no le supone ningún problema y que se siente agusto realizando trabajos de estos.

Personalmente, yo me he llegado a encontrar en situaciones parecidas. Por ejemplo, cuando una tarde quedábamos todos y yo me ponía a jugar al fútbol con alguna amiga, siendo todos los demás chicos, pero eso a mí ni a mi amiga nos supone ningún problema, ya que ella y yo nos esforzábamos lo mismo que ellos, aunque no se dieran los mismos resultados siempre lo hacíamos lo mejor posible.

Pienso que en la actualidad este tema ya está superado y que no debe haber discriminación hacia la mujer, porque está demostrado que una mujer es capaz de realizar las mimas tareas que un hombre; por el contrario, un hombre también es capaz de realizar las misma que una mujer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada